¿Cómo usar y cuidar las herramientas antichispa?

245

Puesto que son más frágiles que sus homólogas comunes, está claro que un uso y mantenimiento correctos posibilitarán una larga vida útil de las herramientas antichispa.

Veamos cómo debemos proceder cada vez que las necesitemos y revisemos algunas recomendaciones de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, Estados Unidos) para trabajar en un ambiente seguro.

Mantener las herramientas antichispa limpias y libres de contaminantes ferrosos u otros que puedan afectar sus propiedades antichispa.

No usar herramientas antichispa en contacto directo con acetileno, debido a la posible formación de acetiluros explosivos, especialmente en presencia de humedad.

Durante el uso normal, los martillos y cinceles van a presentar progresivamente algunos daños en las caras de impacto de los martillos, o bien en el borde de corte y el extremo de impacto de los cinceles. Cuando esto ocurre, las herramientas deben repararse inmediatamente para evitar lesiones oculares debidas al desprendimiento de virutas del material durante el uso.

No guardar los martillos y otras herramientas provistas de mango de madera en lugares donde la madera pueda resecarse y contraerse, ya que así crecerá el riesgo de ruptura del mango y la cabeza quedará suelta.

Evitar impactos excesivos que puedan dañar el mango de martillos y hachas. Los mangos de fibra de vidrio pueden ofrecer ventajas sobre los mangos de madera en lo que respecta a fuerza de ruptura y tolerancia a condiciones ambientales adversas. Los mangos de fibra de vidrio fallan de manera progresiva en lugar de hacerlo repentinamente, lo que reduce el riesgo de lesiones o daños.

Al seleccionar una llave, la abertura de la mordaza debe encajar ajustada y apretadamente en la cabeza de la tuerca o perno a los que se está aplicando. Esto aplica especialmente a las herramientas antichispa, ya que no tienen la dureza de las herramientas de acero.

Tener en cuenta que no existen herramientas 100% antichispa. En cualquier lugar de trabajo donde hay llamas expuestas o se producen chispas, asegurarse de que no se forme una atmósfera explosiva, como por ejemplo, mezclas de aire-vapores inflamables y nieblas de polvo orgánico como el proveniente de harina o carbón.

Las normas aceptadas de seguridad y mantenimiento de herramientasmanuales de acero común también deben aplicarse con las herramientasmanuales antichispa, además de las recomendaciones específicas para las aleaciones usadas.

Al afilar herramientas antichispa, seguir los procedimientos de seguridad normales, como protección de los ojos y la cara, así como empleo de sistemas locales de escape o ventilación para extraer materiales peligrosos, polvos y vapores del lugar de trabajo.

Usar un detector de gas para controlar el Límite inferior de explosividad (LIE) de un lugar de trabajo y cuando este se exceda, detener las actividades y evacuar el lugar de inmediato.