¿Qué materiales componen una herramienta antichispa?

296

Las herramientas antichispa se fabrican a partir de aleaciones metálicas. Las más comunes son las aleaciones de cobre-berilio (CuBe2) y aluminio-bronce (AlBr), que no producen chispas peligrosas cuando reciben un impacto.

Las herramientas de CuBe2 están compuestas, generalmente, de un 96% de cobre y un pequeño contenido de hasta 2% de berilio, hasta 1,2% de níquel y cobalto, y el resto de otros metales. Presentan una dureza Rockwell C de 35-40 HRc y una resistencia a la tracción de unos 1250 N/mm2.

Por su parte, las herramientas de AlBr se fabrican con un 77% de cobre y un contenido de hasta 12% de aluminio, hasta 6% de níquel, hasta 5,8% de hierro y manganeso, y el resto de otros metales. Son menos duras y resistentes que las anteriores, con una dureza Rockwell C de 25-30 HRc y una resistencia a la tracción de aproximadamente 800 N/mm2.

Sin embargo, la mayoría de estos metales son más blandos que el acero que compone las herramientas comunes. Esto significa que las herramientas antichispa se desgastan con mayor rapidez y, puesto que no se comercializan con garantía alguna contra deformación o rotura, deben someterse a un mantenimiento frecuente