Herramientas antichispas: ¿cómo mejoran la seguridad?

En cada entorno de trabajo existen diversos lineamientos a cumplir para reducir el riesgo de accidentes. Algunas de estas medidas se enfocan en los requisitos que deben incluir las herramientas manuales, con el fin de que no representen un riesgo de accidente para cualquiera que opere un instrumento.

Uno de los riesgos más comunes es la ignición por fricción, en los ambientes donde gases combustibles hayan sido liberados en el aire. En este entorno, una herramienta de acero podría generar una chispa que desate una explosión.

Las herramientas antichispas son empleadas en fábricas petroquímicas, plantas de municiones, empresas de electricidad y lugares de almacenamiento con combustible o material inflamable. No obstante, su uso se ha convertido en una medida de seguridad tomada por electricistas que trabajan en cualquier entorno donde requieran utilizar herramientas que mejoren la seguridad en cada una de sus labores.

Las herramientas antichispas sí generan una «chispa fría» por fricción, pero su bajo poder calorífico no le permite llegar a un punto de ignición suficiente para que genere la combustión.

Escríbanos para atenderle

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Carrito de compra
    WhatsApp Chat
    Enviar vía WhatsApp